Rehabilitación visual desde Terapia Ocupacional · Adulto Mayor

Las personas más mayores van perdiendo funciones visuales a medida que pasa el tiempo como consecuencia del proceso inevitable de envejecimiento.

La pérdida o la conservación de la visión influye directamente en el desempeño y disfrute de las actividades del día a día, y por lo tanto en la independencia.

La terapia ocupacional interviene mediante el entrenamiento en la percepción háptico-táctil. Consiste en fomentar habilidades de atención, localización, exploración, identificación y discriminación.

El entrenamiento en la conducta exploratoria, permitirá que la persona use la información que recibe de una manera funcional.

Podemos distinguir los siguientes métodos de exploración:

  • Exploración global: Se realiza con las dos manos. Se palpa de arriba a abajo, y de dentro hacia afuera.
  • Exploración detallada: Se utilizan las yemas de los dedos. La mano dominante explora, y la no dominante sujeta el objeto. Se sigue el patrón anterior de movimientos, pero de una manera más pausada.
  • Barrido: La mano no dominante sujeta y la dominante toca de forma detallada de fuera hacia dentro
  • Realizar una acción funcional: La mano no dominante realiza la exploración, mientras la dominante ejecuta la acción a conseguir, por ejemplo abrir el tapón de una botella o girar una cerradura.

El entrenamiento en la conducta exploratoria permitirá a la persona mantener su ocupación en el domicilio por mayor tiempo, debido a que la ceguera es una de las causas que más dependencia crea, y la TO procura su enlentecimiento.

¡Seguiremos ampliando información sobre este tema y otros afecciones del envejecimiento!

Deja un comentario, somos muy fans de la libertad de expresión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: