Proceso de duelo en la tercera edad · Papel de Terapia Ocupacional

El duelo es una experiencia vital que se debe sobrepasar de manera inevitable a lo largo de nuestra existencia.

Los roles que desempeñamos a lo largo de nuestra vida marcan el rumbo de nuestras acciones, así como los valores y pensamientos que los acompañan.

En muchas ocasiones, al llegar un proceso de duelo, el rol que ocupábamos respecto a la persona desaparece y la estructura de nuestro día a día y de nuevo todo lo mencionado anteriormente se tambalea.

En esta entrada se ha querido enfocar a los adultos más mayores, por ser ellos quienes por estadística se enfrenten a este proceso de una forma más inminente, pero las pautas descritas a continuación son válidas para el resto de la población.

Recordar siempre que cada persona es única y diferente, así como sus procesos.

En primer lugar, debemos mencionar el concepto de counselling, ya que es un método que bien utilizado puede ser de utilidad en este tema. Consiste en ayudar a la persona en situarse en el futuro que desea, de forma que esté más predispuesto a realizar acciones hasta llegar a su meta.

En este proceso, es fundamental servir como persona de apoyo y acompañamiento, sin restar importancia y ser comprensivos con la situación personal.

El papel del terapeuta ocupacional en este proceso consiste en lo siguiente:

  • Saber hacer una buena escucha activa para realizar una devolución del mensaje que la persona quiere transmitir.
  • Facilitar la participación en grupos terapéuticos o no terapéuticos en función de las necesidades de la persona.
  • Incidir en la importancia del cuidado de uno mismo, desde lo emocional a lo práctico.
  • Aportar estructura y ocupaciones significativas al día a día de la persona, hasta la consolidación del nuevo rol.
  • Aumentar la conciencia sobre los peligros de un abuso de medicación.
  • Aumentar de manera progresiva el cumplimiento de obligaciones y retorno de las labores cotidianas.
  • Favorecer la exposición gradual de los recuerdos para aprender a disminuir el dolor (intervención conjunta con psicología). El terapeuta ocupacional debe enfocarlo a las actividades de la vida diaria compartidas con la persona ausente.
  • Poner atención a los nuevos cuidadores que puedan surgir tras un proceso de duelo.

¡Esperamos que haya sido de utilidad!

Imagen: Rubén Bagüés

Deja un comentario, somos muy fans de la libertad de expresión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: