Cubo de rubik · Actividades para trabajar las emociones

¿Qué actividades podemos hacer para trabajar las emociones?

El domingo anterior se publicaba en el canal de Youtube de ApoyosRed un vídeo donde explicar diferentes actividades con productos de la tienda TIGER.

Uno de los productos era el cubo de rubik de caras, que cuesta 4 euros.

Hoy, te traigo 3 actividades que se pueden desarrollar con este material, centrándonos en la parte emocional:

  1. Actividad “Personalidad nueva”: Cada cara del cubo tiene un rostro diferente, con colores y formas que se pueden diferenciar bien. Pide a la persona que cree la personalidad de uno o de todos los personajes. De esta forma, la persona tiene que pensar en cosas que le gustan, que no le gustan, a que se dedica, etc. Para que sea más fácil, se puede utilizar una ruleta de preguntas, donde aparezcan reflejados distintos espacios como gustos, aficiones, cosas que no me gusta hacer, cosas importantes para mi, personas con las que me relaciono, forma de vida.

    Con esta actividad se pretende trabajar qué cosas de uno mismo tenemos que saber. Una vez que se haya creado el avatar, se puede empezar a practicar con la propia persona.

  2. Actividad “Crea una historia”: De nuevo utilizando los rostros se puede practicar la creación de una historia en la que participan más de uno. La idea es que quien empieza la historia lance el dado y vaya incluyendo los personajes que van tocando. Antes de empezar a contar la historia, se pueden definir los nombres de los personajes del dado y alguna característica sencilla que recordar.
    La dinámica consiste en contar una historia que tendrá que ir cambiando con cada tirada del dado.
    Se trabaja la expresión del lenguaje, la memoria, el razonamiento y la creatividad. Lo interesante es analizar qué emociones se les dan a los personajes cuando la historia se creado de forma totalmente libre.
  3. Actividad “Emociones”: Esta actividad consiste en nombrar cada cara del dado con una emoción. Podemos graduarlo de forma que sean más simples o complejas, así como más positivas o negativas. (Ejemplo: Cara 1. alegría, cara 2. tristeza, cara 3. miedo, cara 4. nerviosismo, cara 5. satisfacción, cara 6. nostalgia).

    Una vez nombradas las emociones, se puede utilizar el recurso de diferentes maneras. Por un lado, se pide a la persona que tire el dado y según la cara que ha salido con la emoción asociada tiene que poner un ejemplo real o inventado de cuándo se puede sentir esa emoción.

    Otra forma de utilizarlo sería aprovechar de nuevo la creación de la historia, y que la tirada del cubo no sirva solo para cambiar de personaje sino también de emoción. En este caso las emociones asociadas deben ser más simples, ya que la persona tendrá que empezar su historia como quiera pero cuando se tire el dado deberá hacer que el protagonista del relato se sienta tal y como indica el cubo en ese momento.

  4. Actividad “Soluciones”: Es importante saber detectar las emociones tanto como gestionarlas de la manera adecuada. Por ello, en esta actividad la persona de apoyo tendrá preparadas diferentes tarjetas con pequeñas historias que muestren una de las emociones del dado. (Ejemplo: María ha ido a clase esta mañana, tenía un examen muy importante. En el recreo María ha empezado a ponerse muy nerviosa y cuando ha llegado la hora del examen se encontraba muy mal. El examen no ha ido bien y cuando María ha llegado a casa se sentía …)

    Con cada historia la persona tendrá que identificar la emoción que ha sentido el personaje (se pueden dar opciones a escoger). Y en equipo se tendrá que dar una solución al problema del protagonista, en el caso del ejemplo una solución para María.

¡Esperamos que haya sido de utilidad! Recordar utilizar el material adaptado a cada persona y situación.

Deja un comentario, somos muy fans de la libertad de expresión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: