¿Cómo reducir las caídas de los ancianos?

Las caídas son la segunda causa de muerte en personas de entre 65 y 84 años.

Y por ello la gran pregunta, ¿cómo podemos reducir las caídas?

Es lógico pensar que las caídas se tratan tanto desde unas perspectiva preventiva como un tratamiento rehabilitador posterior.

En cuanto al enfoque preventivo, lo importante es analizar cuáles son los factores de riesgo de la persona y del entorno para aportar estrategias que los minimicen y reduzcan.

Dejo algunos ejemplos de factores de riesgo y algunas intervenciones posibles para cada uno:

  • Disminución de la agudeza visual: Valorar y mejorar la seguridad del entorno, incluyendo contrastes, factores auditivos de compensación, y una organización mejorada.
  • Sordera o hipoacusia: Ayudas técnicas propias de la patología, reducción del ruido ambiental.
  • Disminución del equilibrio: Control de la postura, realizar ejercicios de tolerancia al desequilibrio, uso de ayudas técnicas.
  • Demencias: Mantenimiento y estimulación cognitiva, mejorar la seguridad del entorno, ejercicios de marcha y equilibrio.
  • Enfermedades músculo-esqueléticas: Control de la postura, ejercicios de estabilización y equilibrio, adaptación de actividades y entrenamiento en las mismas, potenciar la marcha, uso de ayudas técnicas.
  • Hábitos no saludables como el tabaco o el alcohol: Reeducación y planificación de la alimentación. Programas de ejercicio físico.

Estos son solo algunos de los factores de riesgo a analizar.

Insistiendo en la individualidad de cada caso y entorno, los cuáles se pueden evaluar mediante entrevista, observación o escalas estandarizadas de cada área ocupacional.

Referencia: Libro “Atención en el hogar de personas mayores”.

 

Deja un comentario, somos muy fans de la libertad de expresión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: