Cada persona tiene un ritmo de vida diferente, actividad concretas y gustos personalizados.
Pero todos compartimos tiempo. Y por ello, es tan importante saber gestionar el paso de las horas y utilizar la planificación como herramienta aliada.

 

¿No te da tiempo a hacer todo lo que querías? ¿Te faltan horas del día? ¿Tienes tareas a medio terminar desde hace meses? 0 quizá, ¿no sabes por donde empezar?

Cuando una persona tiene problemas de planificación estas pueden ser algunas de las causas:

  • Tener las funciones laborales y personales poco definidas
  • Tener una conciencia baja sobre lo que tardamos en hacer algo
  • El equilibrio entre actividad y descanso está descompensado
  • Usamos una herramienta de planificación que es poco útil para nuestro caso
  • Priorizar es una tarea pendiente
  • Queremos hacer todo por nosotros mismos, sin ayuda y sin delegar
  • Dejamos que la responsabilidad de planificar sea de otra persona

Estas son solamente algunas de las causas. Como decía al principio del post, cada persona asume la planificación de su día a día de forma distinta, y para poder empezar a mejorar, no debemos generalizar.

Trucos para empezar a mejorar la planificación:

  1. Escribe las tareas de tu día a día, y responde las siguientes preguntas: ¿Cuáles son las más importantes que no pueden eliminarse? ¿Cómo puedes mejorar su realización? ¿Puedes compartir alguna tarea con alguien?
  2. ¿Qué sistema de planificación utilizas? ¿Te está sirviendo? ¿Miras la agenda, calendario o lo que uses con la frecuencia adecuada? Revisa esta información y plantea qué herramienta es la mejor para tu rutina.
  3. ¿Dedicas tiempo a la planificación de tu día/semana/mes? Si es que sí, revisa cómo lo haces, y si es que no, plantea buscar un tiempo para empezar. La gestión de las tareas te quitará algo de tiempo, pero podrá aportarte más a medio plazo.
  4. En función de la rutina del día, cada persona tendrá distintas obligaciones relacionados con el trabajo, el hogar, la familia, etc. ¿Tienes un equilibrio entre cada una de estas cosas? Prueba a dejar tiempo de descanso personal y actividades que aporten valor a tu día.

Estas, son algunas pautas, genéricas, que puedes analizar y adaptar a tu situación personal.

Por si es de ayuda, a continuación, te dejo un vídeo en el que cuento mi método de organización, y como encontrar el sistema adecuado hace del paso del tiempo una actividad libre de estrés.

Si hay algún problema más especifico relacionado con la planificación y gestión del tiempo que afecta a tu autonomía, revisa los materiales descargables gratuitos sobre funciones ejecutivas, que pueden ayudar a mejorar en este área.

Para más información o consulta personal, no dudes en contactar.

Deja un comentario, somos muy fans de la libertad de expresión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.